La línea de la marca manabíos cuenta con aceites corporales para la protección y el cuidado de la piel.

Uno de sus productos estrella es el aceite de árbol de té, utilizado para tratar el acné, los hongos y, además, también se puede utilizar en los más pequeños como repelente anti piojos.

El diseño sigue la línea de la marca, apostando por una imagen clara y packaging concreto del producto que se ofrece, con un estilo sencillo y directo.