El Festival Internacional de Música Avanzada, FIMA, ha querido mejorar su imagen para su edición número siete.

Cuenta con una serie de carteles con diferentes propuestas en cuanto al diseño se refiere, apostando por lo visual y lo sencillo. Cada cartel cuenta con una mascota musical, asociada a cada uno de los días que dure el festival.

Además, el diseño se ha adaptado también al resto de merchandising necesario como las entradas, bolsas, papelería y vinilado de todo el parque móvil relacionado con el evento.